Dificultades en matemáticas.

Las dificultades en este área se suelen manifestar de la siguiente manera:

  • Dificultad para dominar el sentido numérico, datos numéricos o el cálculo. Resulta complicada la compresión de los números su magnitud y relaciones.
  • Dificultades en el razonamiento matemático.

Los niños con estas dificultades suelen contar con los dedos para sumar de uno en uno (por no recordar la operación matemática), se pierden en los cálculos y pueden intercambiar los procedimientos.

También les puede resultar muy complicado aplicar los conceptos y operaciones a la hora de resolver problemas.

Solemos conocer esta dificultad como discalculia, aunque este término no engloba las dificultades en el razonamiento, por lo que el DSM-V recomienda que en caso de utilizarlo, se especifique si existen dificultades adicionales como puede ser ésta o en el área de lectoescritura.

Como siempre insisto y quiero recalcar aquí, es una característica más de los niños, no algo que les defina ni les limite, por lo que con trabajo y esfuerzo podrán hacer lo que se propongan. Lo más importante es que reciban la atención y ayuda adecuada.

Fuente: DSM-V

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *